Portada > Marquesina > Nota
|
Los apodos que odian los famosos
Muchos de ellos responden con una sonrisa cuando así los llaman, y en realidad se ponen furiosos.

Una larga lista tantas veces publicada incluye los veraderos nombres de muchos famosos que se han rebautizado artísticamente porque el original que tienen no les garpa para el medio.

Hoy nos dedicamos a los apodos que muchos tienen y que -aunque ponen cara de circunstancia y media sonrisa falsa cuando se los dicen públicamente- en el fondo detestan.

En muchos casos se trata de apodos y en otros de cierta fama que se han ganado o cuando son citados para alguna comparación que no les causa gracia.Teté Coustarot odia que Susana Giménez le diga "tetita", pero como viene de Su, se la tiene que bancar.

La Giménez es de poner esos apodos a sus amigos; a la Borges le dice simplemente Grace y a Pet Figueroa, un histórico productor suyo, le dice "Pétalo".

En el mundo del deporte quien más sufre su apodo es Gastón Gaudio: Odia que le digan "Gato".

Tampoco a Fabián Cubero le gusta mucho que lo apoden "Poroto" por las múltiples interpretaciones que ello implica; menos le gusta a su mujer Nicole Neumann que lo considera "cache", asique además de mandarlo depilar le dice solo Fabián.

Aunque se ha hecho buena fama y la utiliza para hacer reír, a Marley no le gusta que a cada rato le recuerden lo "torpe" que es.

Su gran amiga Florencia Peña detestaba que le dijeran "La Pechocha" y hasta se sacó pechos en los 90.

Los apodos con artículo femenino delante son un karma para algunos, como "La Tota" Santillán o el jugador de Estudiantes Gastón "La gata" Fernández, que odia el "la" cuando se lo menciona.

En la tele, Catalina Dlugi odia que le digan "Cata", como a su vez a Gasalla le molesta que le digan Mamá Cora a su personaje rebautizado La abuela: el anterior pertenece a la peli "Esperando la carroza" y por un tema de derechos él le cambió el nombre.

El galán joven Nicolás Riera detesta que le digan Tacho. Quiere sacarse de encima su personaje de Casi Angeles, que ya no lo llamen así y que en el futuro digan lo buen actor que es. Lamentablemente los años pasarán y de todo eso, sólo le seguirán diciendo Tacho.

Como dijimos, a veces no son los apodos. sino que se hable de ellos para cosas que ellos no quieren. Por ejemplo Norma Aleandro odia que cada vez que se hace la comparación con alguien sin talento, se diga "Ni que fueras Norma Aleandro" o "Bue, habló Norma Aleandro".

 

Fuente: Rating Cero