Ética y militancia para todos y todas

Por Jorge F. Legarda

Lunes 6.- El acusado de asesinar a Ferreyra también concurre a los actos del Vatayón Militante.- Deberíamos haber imaginado que dentro de la suerte de selección nacional de candidatos a la reeducación y a la reinserción social promovida por el proyecto nac & pop, no podía faltar el aporte del ardoroso gremialismo argentino. Ya teníamos al más conspicuo de los femicidas, inaugurador de la exitosa tendencia de exorcizar a la bruja mediante el poder purificador del fuego; al más conspicuo de los reeducados y reinsertados, ése que gracias a su conducta ejemplar durante su condena por la violación de una nena salió anticipadamente para matar a otra que no se dejaba; y al emblemático hit-man de la colorida interna de los Borrachos del Tablón. Pero como para confirmar la falta de timidez para reclutar del brazo más desprejuiciado de La Cámpora, nos enteramos, justo cuando empieza el juicio en su contra, de que otro de los reclutas es este muchacho al que se le fue la mano en el entusiasmo por desalojar un piquete de revoltosos que le hacían el juego a los enemigos del modelo. En rigor, el ex sicario de la represión tercerizada arranca con la ventaja, respecto de sus nuevos compañeros en la actividad cultural, de ya saber lo que se espera de su militancia, así que con él parte de la reeducación está hecha, sólo falta reeducarlo para que la próxima vez no lo agarren o si lo agarran, que no prenda el ventilador.
Martes 7.- Intervienen Ciccone y presentan un proyecto para su expropiación.- Una noticia que nos impactó profundamente en un primer momento, no queríamos ni pensar que la Presidenta le estuviera dando crédito a las operaciones basura de los medios hegemónicos para escandalizar a los ingenuos consumidores de sus infundios, como la imputación al vice y al jefe de la AFIP, la información de que en algún momento Schoklender y las Madres fueron invitados a participar del negocio —¡cuántos disgustos nos habríamos ahorrado!— o preguntas impertinentes como quiénes son los propietarios a los que ahora se expropia. Pero una vez que leímos los fundamentos de la medida, nos quedamos tranquilos: es un acto soberano para recuperar la capacidad estratégica de fabricar billetes, no se trata de encubrir a Boudou, ni a Echegaray, ni los detalles del contrato que privatizaba la impresión de billetes firmado hace un par de meses cuando la soberanía en la impresión de billetes no importaba tanto como ahora.
Miércoles 8.- Gils Carbó se aseguró el respaldo de los senadores para ser procuradora.- Otro susto, en este caso porque nos obliga a preguntarnos qué tendrá de malo esta chica para haberles caído bien a la mayoría de los opositores. Esto con Reposo seguro que no pasaba. Parece que además de menudencias formales como la de no macanear en el currículum vitae y la de ser capaz de responder sin balbucear, Alejandra se diferenció de algunas políticas oficiales, en particular la del Hombre Araña que dirige oficialmente el Servicio Penitenciario y extraoficialmente el Vatayón Militante con idéntica buena onda. Afortunadamente, cuando ya empezábamos de nuevo a dudar de la decisión de Cris (nos autocondenamos a 24 horas en el rincón, con bonete y todo), leemos la letra chica: "En el caso de Vázquez, el gran error es la oportunidad", y "No le hace bien al sistema generar en la ciudadanía un descreimiento tan grande al liberar a esta persona”. Es decir, el problema no es haber llevado al pirófilo misógino a los actos culturales K, sino que la ciudadanía se haya enterado. La sintonía con la Presidenta es perfecta.

Jueves 9.- La Presidenta pidió una ley de ética pública para los periodistas.- En efecto, hay que hacer algo. No sé si el instrumento será el ideal, porque teniendo en cuenta cuaaaaanto ha cambiado el comportamiento de los políticos desde que ellos tienen una ley de ética pública, uno imagina que los periodistas venales reaccionarán a la sugerencia presidencial con una onda tipo “mirá como tiemblo”. Pero algo hay que hacer para contrarrestar la cadena del miedo y del desánimo. Menos mal que ella aporta la cadena de la felicidad —una sola vez esta semana última, pero de las buenas, con más de una hora de jugoso discurso al que no le sobró ni media palabra—, y ante quienes le dicen que se abusa, se queja con absoluta justicia de que cuando no habla por cadena nacional la prensa hegemónica se hace la distraída. ¡Ahora entendemos! No es que no hable nunca de la inflación, de la inseguridad, del bolonqui de su vice con Ciccone. Es que cuando trata esos temas con esa claridad expositiva frente a la cual no nos queda más remedio que convencernos de lo bien que va todo, los medios destituyentes inventan problemas donde no los hay, cuando no les da por hacerse los perseguidos.
Viernes 10.- Condenan a 14 años de prisión a Mario Segovia, el “Rey de la Efedrina”.- En principio, otra promisoria perspectiva de reclutamiento para el Vatayón Militante, enriquecida por la pata latinoamericanista que proporciona el también condenado Jesús Martínez Espinoza, socio mexicano de su majestad Mario I. No nos hemos enterado de que hayan concurrido a los actos culturales, aunque nos resistimos a pensar que sea porque son contreras. Más bien, debe de tratarse de la tendencia de los empresarios y comerciantes de este particular ramo, vinculados a los laboratorios y la industria farmacéutica, a realizar su contribución patriótica con el proyecto nac & pop desde otro ángulo, como el de los aportes financieros a las campañas electorales. Y está bien, la militancia es un río ancho y hondo en el que también hay lugar para los que prefieren no asomarse nunca a la superficie.