Portada > Espectáculos > Nota > 14/09/2017
Tamao letra Reducir tamao de letra Agrandar tamao de letra Resetear Enviar Imprimir

El cine que veremos

Un solo estreno, y una vez más dirigido al público inifantil, en el único en que se confía para mantener cierto nivel de taquilla, en la programación del circuito cinematográfico comercial. Como alternativa, además del ciclo que repasa algunos títulos de la filmografía de Pier Paolo Pasolini, que continúa en el Favio, hoy se produce el retorno del ciclo del Cineclub Trapalanda con una exhibición en único día y horario.

“Locos por las nueces 2”

Aventuras y comicidad en este film de animación por computadora que dirigió Carl Brunker y produjeron Bob Barlen, Sunghwan Kim, Jonghan Kim, Jun Zheng y Harry Linden. Se presenta únicamente en versión con doblaje.

La acción comienza cuando Surly y sus inseparables amigos Buddy y Preciosa se ven obligados a regresar a Liberty Park tras un extraño accidente en la tienda de nueces donde vivían.

Son bien recibidos por Andie, sin embargo pronto ven amenazado su hogar por la presencia del malvado Alcalde Muldoon, que ha decidido destruir Liberty Park para construir en su lugar un parque de diversiones.

Es aquí cuando inician su travesía Surly y sus amigos, que en compañía de otros animales tendrán que enfrentarse al Alcalde para detenerlo y salvar su hogar.

La desmedida ambición de Muldoon llevará al caos a Liberty Park, y los protagonistas tendrán que sortear diversos peligros para poder salir victoriosos.

“La habitación”

Esta noche a las 21 horas en la sala del Teatrino, Colón 149, vuelve a su desarrollo habitual el ciclo del Cineclub Trapalanda con la exhibición de “La habitación”, film dirigido por Lenny Abrahamson sobre guión que Emma Donoghue, escritora irlandesa nacionalizada canadiense, elaboró sobre su novela titulada “The room” y publicada en 2010 y que alcanzó en el ámbito anglosajón un éxito notable y fue finalista en varios premios canadienses, ganadora del Irish Book Award irlandés y del Booker Prize, el premio británico de mayor prestigio.

La trama se basa en la historia de Elisabeth Fritzl, mujer austríaca encerrada en un sótano por su propio padre durante 24 años y que tuvo hijos durante el encierro. La adaptación cinematográfica se deriva colocando en el centro argumental la relación entre una madre y su hijo, desarrollada en esa circunstancia.

Para Jack (Jacob Tremblay), un niño de cinco años, la habitación es el mundo entero, el lugar donde nació, donde come, juega y aprende con su madre. Por la noche, su mamá (Brie Larson) lo pone a dormir en el armario, por si viene el viejo Nick. La habitación es el hogar de Jack, mientras que para su madre es el cubículo donde lleva siete años encerrada, secuestrada desde los diecinueve años. Con gran tesón e ingenio, la joven ha creado en ese reducido espacio una vida para su hijo, y su amor por él es lo único que le permite soportar lo insoportable. Sin embargo, la curiosidad de Jack va en aumento, a la par de la desesperación de su madre, que sabe que la habitación no podrá contener ambas cosas por mucho más tiempo.