Portada > Regionales > Nota > 14/09/2017
Tamao letra Reducir tamao de letra Agrandar tamao de letra Resetear Enviar Imprimir

Reclamo

Adelia María: denuncia que Osecac no le entrega insulina ni reactivos

Analía Martinengo de Demaria dijo que desde marzo la mutual se niega a otorgarle los remedios que su hijo Franco (19) necesita para tratar la diabetes. “Hacen abandono de afiliado e incumplen con la ley nacional”, aseguró la mamá. Hoy depende de la solidaridad de otros pacientes o comprar los fármacos

Adelia María.- Analía Martinengo de Demaria denuncia que la obra social Osecac no le entrega la insulina ni los elementos reactivos que su hijo necesita para el tratamiento de diabetes, y a pesar de los reclamos hechos desde marzo pasado no logra una solución.

Esta familia apeló a todos los reclamos administrativos ante la mutual: envió una carta documento para pedir la cobertura y el cumplimiento de la ley nacional que declara obligatoria la asistencia en este tipo de casos. Aun así no lograron una solución, motivo por el cual ahora, con asesoramiento de un abogado, presentarán un amparo y, además, decidieron exponer su situación en los medios.

“Lo que está haciendo la mutual es abandono de afiliado. A mi hijo Franco le diagnosticaron diabetes y necesita una determinada insulina y reactivos que la mutual se niega a proveernos. Sólo nos autorizaron una cajita de tiritas de reactivos por año. Es una vergüenza”, detalló a PUNTAL Analía Martinengo, madre del joven de 19 años.

Según contó la mujer, fue en marzo pasado que a su hijo Franco se le detectó un problema de diabetes. “El tomaba mucho líquido y orinaba demasiado. Fue en el control de las fichas médicas para el colegio que decidí hacerle una revisación general, y allí detectaron que tenía esta enfermedad”, contó Analía.

En primera instancia, los estudios se realizaron en Adelia María.

Posteriormente, la familia acudió para seguir con los exámenes en los policonsultorios que Osecac posee en Río Cuarto.

“Empezamos en marzo con los análisis. Como mamá me asusté y busqué una médica especialista, pero al final decidimos cambiar por otra. Ahora lo atiende la doctora Moretti. La anterior profesional nos dio la insulina Lantus, y en ese momento comenzaron los primeros inconvenientes”, precisó Martinengo.

Desde la mutual le dijeron que no le iban a autorizar dicha insulina porque para eso requería tener una historia de dos años con la enfermedad. Así surgió una lista de fármacos alternativos.

“Cuando vemos a la doctora Moretti nos dice que además Franco necesitaba un remedio para controlar el nivel, que es el Novorapid insulina. Mi hijo necesita una vez al día el Lantus y cuatro veces al día el otro remedio. Del Novorapid en la documentación de la mutual aparece que está cubierto, pero no me lo reconocen. No me mandan nada”, aseguró la mamá.

Solidaridad de los vecinos

En el mientras tanto, la familia costea con recursos propios y la solidaridad de los vecinos para acceder a las insulinas, tiras reactivas y hasta los descartables. “Yo lo que pido es que la mutual cubra lo que corresponde, porque además hay una ley nacional que la obliga, pero no la cumplen”, agregó.

“La gente de Adelia María nos ayuda con las tiritas, con lo que tiene. Y otro tanto debemos afrontar nosotros aún teniendo mutual”, se lamentó la mujer.

A la Justicia

Paralelamente continúan reclamando ante la mutual que, según la mamá, sólo reconoce una caja de reactivos por año. “Es una vergüenza”, indicó. También la familia de Franco acudió con su reclamo a la Defensoría del Pueblo de Río Cuarto, y de allí le aconsejaron consultar a un abogado. “Pusimos un abogado, mandamos carta documento a la mutual y estamos esperando respuestas.

También estamos iniciando una acción de amparo”, sostuvo la mujer.

En su reclamo por un derecho que está determinado por ley, la familia Demaria también inició un petitorio en la plataforma de internet Change.org para juntar firmas y lograr una respuesta inmediata de Osecac.

“La mutual no nos da reactivos, no nos da tiritas, tampoco las insulinas, ni las agujas. Franco necesita la insulina, y lo que está haciendo la obra social es abandono de persona. La queja es que hay una ley nacional y la mutual tiene que dar sí o sí la cobertura”, insiste la reclamante.

“Queremos que la mutual nos brinde las cosas. Ayer (por el martes) me llegó una conservadora con tres cajas de insulina de una gente de Charlone, que respondió a nuestro pedido que hicimos por Change.org, pero no es así. La mutual debe cubrir”.

Analía reitera que como monotributista paga más de $ 2.600 para tener cobertura social.