Portada > Locales > Nota > 14/09/2017
Tamao letra Reducir tamao de letra Agrandar tamao de letra Resetear Enviar Imprimir

“Tenía 6 viudas a mis espaldas”

El doctor Horacio Cordeiro Pinto fue el abogado defensor oficial que el Estado le proveyó a Miguel Ángel Salinas para encarar el proceso judicial que lo terminó condenando a reclusión perpetua en el año 1989. En diálogo con PUNTAL, el letrado recordó que fue un caso muy pesado desde el punto de vista moral, porque tenía 6 viudas a sus espaldas (las esposas de los bancarios asesinados).

-¿Ha vuelto a ver a Salinas?
-No, no lo he visto más. El último contacto que tuve fue hace más de 20 años.

-¿Qué implicancias tuvo asumir la defensa de Salinas, más allá de que no fue algo que usted haya elegido?
-La responsabilidad de una defensa penal, ni más ni menos que otros casos. La defensa es lo que distingue a la justicia de la venganza. No importa la gravedad del hecho, lo importante es la institución Justicia.

-¿Cómo se encara la defensa de una persona que ya estaba condenada socialmente?
-No es fácil. Fue un caso pesado moralmente, porque tenía 6 viudas a mis espaldas. Son las obligaciones del cargo que ocupaba en aquel momento (defensor oficial).

-¿Fue el más difícil?
-Más que el más difícil, fue el de mayor repercusión social, junto con el caso de Lorena Micaela Ávila. A veces, como ser humano, uno recibe el impacto.

-¿No hubo elementos para que la investigación fuera más allá de los condenados (Salinas, Nievas y Boni)?
-No, no hubo nada más.