Portada > Nacionales > Nota > 14/09/2017
Tamao letra Reducir tamao de letra Agrandar tamao de letra Resetear Enviar Imprimir

EN AGOSTO respecto de julio

Los precios de la construcción subieron 1,1%

Acumula un aumento del 21% en lo que va del año

El costo de la construcción subió 1,1% en agosto con relación a julio y acumula en el año un aumento del 21%, por encima de la variación inflacionaria, informó ayer el Indec.

En los últimos doce meses, los precios que inciden en el costo de la construcción registran un alza del 31,7% por ciento y casi duplican la inflación minorista prevista para este año por el Banco Central.

El aumento del indicador fue el resultado del alza de 2,2% en el capítulo "materiales", 0,6% en "mano de obra" y 0,7% en "gastos generales".

Los precios de los materiales crecen 21,1% en los últimos doce meses, mientras que en lo que va del año el incremento llega al 14,3%.

En el capítulo por obra, en agosto respecto de julio pasado, los mayores aumentos se registraron en "instalación sanitaria y contra incendio" (4,3%), "vidrios" (2,9%), "instalación de gas" (2,8%) y los aumentos menores en "otros trabajos y gastos" (0,5%), "yesería" (0,3%) y "albañilería" (0,2%).

La remuneración de la mano de obra mostró un crecimiento del 23,6% entre enero y agosto, y del 36,9% en la comparación interanual.

Este resultado surge del alza de 3,2% en "subcontratos de mano de obra", mientras se mantuvo prácticamente sin variación el de los salarios, porque ya impactó la primera etapa del aumento de las últimas paritarias.

En el capítulo de gastos generales los porcentajes de ajuste son aún más elevados con un aumento de precios del 43,7% en forma interanual y del 31,9% entre enero y agosto de este año.

En este rubro mostraron aumentos la contratación de andamios, con un alza del 4,4%, y la de contenedores, que creció un 5,7%, mientras que el resto de los rubros no tuvieron variación.  

El costo del metro cuadrado en la construcción de edificios aumentó un 1,3% en agosto respecto de julio último y un 0,1% en viviendas individuales.

Contratos de obra pública

Por otro lado, la Cámara de Diputados aprobó y convirtió en ley el proyecto para establecer que la cotización de contratos de obra pública para la construcción de casas esté atada al valor actualizado en pesos de las unidades de vivienda (UVI).

Con 145 votos afirmativos, 26 negativos y 12 abstenciones, el oficialismo logró el número suficiente gracias a votos que aportaron bloques de la oposición como el Frente para la Victoria- PJ, mientras que el Frente de Izquierda y el Frente Renovador se opusieron.

La iniciativa para redeterminar precios en futuras licitaciones para la construcción de viviendas, que llegó con media sanción del Senado con el impulso de Julio Cobos (UCR), prevé que a un metro cuadrado le correspondan 1000 unidades UVI, las cuales se ajustarán mes a mes de acuerdo a las variaciones del índice de la construcción para el Gran Buenos Aires (ICC).

Certidumbre

El diputado Eduardo Amadeo (Pro) destacó que este instrumento genera "certidumbre" y "previsibilidad".

Recalcó "la importancia que esto tiene tanto para el gobierno nacional como para las provincias y los municipios", que, según predijo, "van a invertir más dinero en este tema de tanta trascendencia social".

"La UVI es una herramienta de previsibilidad. Va a beneficiar también a los empresarios, que van a generar mayor oferta de proyectos porque saben cuánto van a terminar cobrando finalmente", concluyó.

Pablo López expuso el rechazo del Frente de Izquierda a la iniciativa al considerar que se trata de "un negocio a favor de los empresarios" que no va a "resolver el problema de la vivienda popular para los trabajadores".

"Mientras al trabajador que va a buscar un crédito hipotecario se le indexa ese crédito, ahora se les hace una indexación a los empresarios cuando tienen que cobrar. Es por eso que nosotros consideramos que estamos nuevamente frente a un negocio a favor de los empresarios. La incertidumbre es para los trabajadores que van a tener un crédito indexado", explicó.

Graciela Camaño defendió la negativa de su bloque a acompañar el proyecto al sostener que los contratistas de obra pública que están "del otro lado del mostrador" todavía tienen que "rendir cuentas ante la Justicia" y no merecen este beneficio.

"Este sector tiene que dar muchas explicaciones. Siguen siendo los mismos. Los que están del otro lado del mostrador no cambiaron, son los mismos. Es cierto que en un país normal la redeterminación automática sería lo ideal. Pero no estamos en un país normal", fundamentó Camaño.

El proyecto establece que se tome por referencia "el valor de la UVI de la fecha que se indique en los pliegos de bases y condiciones".

El artículo 2 de la normativa señala que "los avances de obra se certificarán tomando como referencia el valor de la UVI correspondiente al último día del mes a certificar, siempre que hubiese alcanzado como mínimo el noventa por ciento del avance de obra proyectado y aprobado".