Portada > Internacionales > Nota > 15/03/2013
Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

la nueva etapa de la iglesia

La increíble historia del linyera que predijo la elección del nombre del Papa

Dos días antes de la consagración, mostró una pancarta que transformó su pedido en una predicción

Pe­rio­dis­tas cor­do­be­ses lo fo­to­gra­fia­ron en el Va­ti­ca­no co­mo una no­ta de co­lor, pe­ro la ima­gen se trans­for­mó en una in­só­li­ta pre­dic­ción.

Es que la fo­to fue to­ma­da dos días an­tes de que se co­no­cie­ra que Jor­ge Ber­go­glio se­ría el nue­vo pon­tí­fi­ce... y eli­gie­ra usar el nom­bre Fran­cis­co.

En­tre las de­ce­nas de his­to­rias in­creí­bles que de­sa­tó la de­sig­na­ción del car­de­nal ar­gen­ti­no, por cier­to se des­ta­ca la his­to­ria de es­te lin­ye­ra que ha­bi­tual­men­te duer­me en­tre las co­lum­nas va­ti­ca­nas de la pla­za de San Pe­dro.

Y no es pa­ra me­nos si se tie­ne en cuen­ta que es­te in­di­gen­te pre­di­jo, 48 ho­ras an­tes del "Ha­be­mus Pa­pam", el nom­bre de Fran­cis­co I en el Va­ti­ca­no.

Su ima­gen, con una cam­pe­ra flúo y una pan­car­ta que de­cía "Fran­ces­co I. Pa­pa", fue to­ma­da por el pe­rio­dis­ta Pa­blo Gi­let­ta, en­via­do a la San­ta Se­de del dia­rio La Voz del In­te­rior y Ra­dio Ma­ría y tui­tea­da el 11 de mar­zo a las 22.58.

"Un hom­bre po­bre pi­dió, en San Pe­dro, que el pró­xi­mo Pa­pa sea "Fran­cis­co", por San Fran­cis­co de Asís. ¿Se­rá po­si­ble?", se pre­gun­tó en la red so­cial.

Por su par­te, el pa­dre Ja­vier So­te­ras, di­rec­tor de Ra­dio Ma­ría y en­via­do es­pe­cial de esa emi­so­ra al Va­ti­ca­no, y en me­dio del fer­vor de los fe­li­gre­ses, re­fle­xio­nó an­te Ca­de­na 3: “No qui­si­mos to­mar­lo co­mo una pre­mo­ni­ción, pe­ro sí co­mo un de­seo que ex­pre­sa­ba es­te hom­bre hu­mil­de”.“El de­sen­la­ce de es­te cón­cla­ve con un Pa­pa ar­gen­ti­no y con el nom­bre de Fran­cis­co no pue­de de­jar de sor­pren­der­nos, por­que ca­si que tu­vi­mos una an­ti­ci­pa­ción”, agre­gó.

El pa­dre, ade­más, in­di­có que “el nom­bre lle­va en sí mis­mo el ADN de lo que sig­ni­fi­ca, nos lle­va a ahon­dar en el sig­ni­fi­ca­do del nom­bre de San Fran­cis­co de Asís”.

San Fran­cis­co de Asís, na­ci­do en 1182, era hi­jo de un ri­co co­mer­cian­te y pa­só a vi­vir ba­jo la más es­tric­ta po­bre­za y ob­ser­van­cia de los Evan­ge­lios.

En­tre los muchos co­men­ta­rios de la gen­te en la pá­gi­na web de Ca­de­na 3 se to­mó la pre­sen­cia del lin­ye­ra co­mo una “se­ñal di­vi­na”, y has­ta se di­jo que el in­di­gen­te no se­ría si­no un án­gel. ¿Por qué no? Son los mis­te­rios que van más allá de lo te­rre­nal, sos­tu­vie­ron.