Portada > Regionales > Nota > 19/08/2012
Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

proyecto habitacional

Dudas y reclamos ante el posible aumento de las cuotas de viviendas

La propuesta del gobierno provincial de hacer un revalúo en los montos históricos, promete generar un fuerte debate. Hay cuestionamientos sobre la legalidad de la medida y el impacto que tendrá tanto en los propios adjudicatarios como así en los municipios que son los garantes de los pagos

La intención del gobierno de Córdoba de reactualizar el valor de las cuotas de antiguos planes sociales construidos por la Provincia genera incertidumbre entre los beneficiarios que, aunque admiten que lo que hoy abonan es un monto mínimo, no consideran justo los incrementos anunciados que podrían ser de hasta el 500 por ciento.
Aunque hace casi una década que no se ejecutan planes habitacionales en la zona, existen algunos barrios que aún están abonando las cuotas a la Provincia los cuales rondan desde los 80 pesos a los 200 pesos, según las características de las unidades.
Todo surge tras el proyecto presentado por legisladores radicales quienes impulsaron reflotar el Fovicor, pero aseguran que en ningún momento plantearon un incremento de cuotas sobre los planes vigentes. Aun así, el gobierno provincial encontró en esta iniciativa una puerta para que los actuales ingresos que en este concepto obtiene la Provincia y que rondan los 8 millones de pesos, trepen a los 20 millones mensuales.
Lo cierto es que  sólo la noticia difundida a los medios, ha generado una catarata de consultas en las oficinas que el gobierno provincial tiene en Río Cuarto y en otras ciudades por parte de adjudicatarios que pretenden conocer la deuda que mantienen y quieren cancelarla antes que se pongan en vigencia los nuevos valores.
 Mencionan en este aspecto que a valor actual en algunos planes adeudan unos 10 mil pesos, pero de incrementarse las cuotas la deuda trepara a los 50 mil pesos estimativamente.

La  mayoría de las familias beneficiarias que dependen de un sueldo que no supera los 4.500 pesos, y que lejos están de tener capacidad de ahorro, serán las más perjudicadas cuando tengan que afrontar  los nuevos valores. Y la pregunta surge, ¿si no abonan una cuota de 80 pesos, podrán pagar 350 pesos en el futuro?.

Al mismo tiempo se cuestiona la pretensión del gobierno de incrementar las cuotas,  sin pensar antes en algún sistema de recupero de deudas con los actuales valores vigentes.
Por años el cobro ha sido laxo, poniendo en evidencia la ineficacia y desidia del gobierno en implementar políticas que permitan el recupero mensual de las cuotas, y evitar la morosidad hoy más que evidente.

Previo a un incremento, debería pensarse en una regularización en cuanto  a los actuales tenedores de las viviendas, algunas desocupadas, otras alquiladas o que fueron vendidas, a pesar de existir impedimentos legales para hacerlo.

Hubo municipios, como el caso de La Carlota, que al hacerse cargo del cobro de cuotas decidió desalojar a algunas familias por no pagar la cuota o alquilar la unidad social, y volver a adjudicarla. Pero son contadas las administraciones que se animan a tomar este tipo de medidas.


Impacto en los municipios


Otro aspecto a contemplar es el hecho que los municipios son garantes de estos planes, por lo tanto la Provincia les descuenta directamente de los fondos coparticipables los valores de las casas y luego el gobierno local debe encargarse del recupero. Una vez más, de aprobarse el revalúo, también éste tendrá un fuerte impacto en las finanzas comunales que sufrirán descuentos de tres a cinco veces mayores a los actuales.

Necesidad de debate


El proyecto espera el turno para ingresar en la Legislatura, mientras tanto se espera analizarlo en Mesa Provincia-Municipios, donde los intendentes podrán plantear las dificultades y beneficios de tomar una medida de estas características.

Consultado el legislador departamental, Hugo Cometto, dijo que aún no tienen conocimiento del anteproyecto, pero dijo que se hace imprescindible un profundo debate con los intendentes. Asimismo, admitió que será difícil de aplicar un revalúo en las condiciones en que se plantea atendiendo a la realidad económica de las familias que serán las directamente afectadas.

“Reconozco y admito que se hace necesario un revalúo, porque las cuotas que se pagan son muy bajas. La inflación de los últimos años ha desactualizado los montos, pero se deberá buscar una norma más escalonada, que no sea tan brusco la modificación del importe”.

Y agregó: “Yo creo que en aquellas familias que tienen sus cuotas al día, va a ser difícil actualizarles los valores. El tema pasa porque algunos han sido crónicos en su morosidad, y es necesario buscar alguna alternativa para que paguen”.

Cometto, quien además tiene la experiencia de lidiar con el cobro de las cuotas por haber sido intendente de Adelia María, por varios períodos, sostuvo que el tema requerirá de un profundo análisis, y que el aporte de los intendentes será sustancial.
“Con los actuales ingresos se ha dejado a la Dirección de Viviendas sin poder afrontar nuevas edificaciones. Lo lógico hubiera sido hacer una actualización permanente y al ritmo de la economía. Va a ser muy difícil”.

“Vamos a que tener que hacer un estudio muy detenido de la situación, porque están aquellos que realmente no pagan porque no pueden, y otros que no quieren. Son todas situaciones que deberán ser contempladas”. Consideró que se hace imprescindible contar con un organismo que se dedique exclusivamente a las cobranzas con lo cual se podría incrementar la recaudación.

Por último, consultado el ex intendente y actual legislador del impacto que tendrá también en las finanzas municipales, por ser éstas las garantes de los pagos ante la Provincia dijo: “También es un aspecto a contemplar. Si a un municipio hoy se les descuentan 5 mil pesos por planes de casas de su coparticipación, al aumentarse las cuotas pasarán a entregar 30 mil o más pesos por mes, lo cual generará un perjuicio a sus finanzas”.
A partir de ahora comienza a correr el tiempo para el debate y el análisis de estos y otros tantos puntos que generan reclamos y dudas respecto de la aplicación del revalúo en las cuotas de  viviendas sociales construidas hace ya más de una década atrás.


Patricia Rossia
prossia@puntal.com.ar