Portada > Policiales > Nota > 07/07/2012
Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

rutas trágicas

Cuatro muertos en un choque en la autopista Córdoba-Rosario

Un VW Voyage se despistó, cruzó el cantero y embistió a un Fiat Palio

Tres mujeres y un hombre murieron ayer en un accidente ocurrido a media mañana de ayer en la autopista Córdoba-Rosario, a la altura del kilómetro 572, entre Villa María y Tío Pujio.

El accidente ocurrió alrededor de las 10.30, cuando un Volkswagen Voyage que viajaba por la vía que va de Córdoba a Villa María se despistó, cruzó el cantero y embistió en el costado izquierdo a un Fiat Palio gris, que iba en el sentido Rosario-Córdoba, dijo el comisario mayor José Heredia.

En el Volkswagen Voyage gris viajaba Claudio Rosales, de 35 años, mientras que en el Fiat Palio, Estella Maris Saba (55), Angélica Saba (51, murió en el hospital) y Rosa Jassi, de 70, todas de Córdoba capital.

El conductor del Volkswagen murió en el acto y era oriundo de Río Segundo.

Los bomberos trabajaron varios minutos para poder retirar los cuerpos debido a que el auto quedó completamente deformado por el impacto. La otra víctima fatal había sido despedida y estaba sobre la banquina, según apuntó el comisario mayor.

Heredia dijo que se desconocen los motivos por los que el Volkswagen se despistó. “La visibilidad era óptima, la carpeta asfáltica estaba seca. No avisoramos ninguna causa extraña. Algo le puede haber pasado a esta persona, quizás se descompuso”, indicó.
Trabajaron cinco unidades de bomberos y tres ambulancias.

En el lugar del impacto, tanto peritos policiales como funcionarios judiciales,
encabezados por el fiscal Daniel del Vö -tercer turno, a cargo de la feria judicial- recorrieron la zona con el objetivo de determinar las causas que desencadenaron la tragedia.

El punto en común era la velocidad que llevaba el Voyage, aunque no se pudo precisar qué llevó al conductor a cruzar del carril, y embestir violentamente al Fiat Palio.

Por ello, el testimonio de ocasionales transeúntes será determinante para avanzar al respecto, si se tiene en cuenta que no quedan protagonistas tras fallecer los cuatro involucrados.

El Fiat Palio, en tanto, tenía una butaca para el traslado de niños, ubicada en el asiento trasero.

Se temió que algún bebé hubiera salido despedido, por lo que se efectuó un minucioso rastrillaje, que arrojó resultado negativo.

De igual manera, con el correr de los minutos y tras la identificación de las víctimas se estableció que eran las tres únicas ocupantes del rodado.

Por disposición de la Justicia, se dispuso el traslado de los cuatro cuerpos hasta la capital provincial, donde peritos forenses practicarán las autopsias de rigor, para luego ser entregados a sus familiares.