Portada > Locales > Nota > 28/06/2012
Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

cambios en el sistema educativo

Consideran apresurada la decisión de que no se repita el primer grado

Lo afirmó una especialista en educación. Aseguró que hay que hacer una consulta a todos los docentes e invertir en la capacitación de los maestros. Desde Unadeni también cuestionaron el proyecto nacional

“No estoy de acuerdo en que se tomen medidas apresuradas sin consensuar con los estamentos involucrados, como el personal de maestranza y los directores de escuela, que son los primeros que tendrían que haber debatido concienzudamente sobre si deben repetir o no los alumnos el primer grado”, sostuvo la licenciada en Gestión Educativa y profesora de Enseñanza Primaria Liliana Sánchez.
La también psicopedagoga se refirió en estos términos al polémico proyecto que contempla la no repitencia del primer grado en todas las escuelas del país y el hecho de que no sea un impedimento para ingresar a la escuela primaria el no haber cursado la sala de 5 años en el jardín de infantes.

“La repetición de los grados requiere soluciones sistémicas, no se resuelve con una sola medida. En el último tiempo las alternativas que se han adoptado se han caracterizado por ser superficiales y en ese sentido, las decisiones apresuradas nunca han llegado a un buen puerto”, sostuvo Sánchez.

Para la especialista “existen factores donde el sistema educativo no puede intervenir directamente, como el caso de la repetición, donde las causas están asociadas a las familias que tienen un determinado nivel socioeconómico”.

Y agregó: “Convengamos que gran parte de la masa de alumnos que repiten por lo general proviene de sectores sociales poco favorecidos, como los rurales e indígenas. Entiendo que los ministros han querido atacar una parte del problema, pero no hay que esconder la basura debajo de la alfombra”.

No obstante, la profesora sostuvo que “no se puede castigar a un alumno con repetir cuando a veces no tienen los elementos necesarios” para poder desarrollarse intelectualmente.

“La evidencia muestra que la repitencia conlleva cuestiones negativas en el rendimiento del estudiante porque deja una huella”, dijo.

Ese sentido, instó a que desde los Estados “inviertan en la calidad de la enseñanza que se imparte a los niños, en los docentes y en los recursos humanos y materiales para las escuelas”.

A todo esto,  Liliana Sánchez consideró positiva la posibilidad de que una misma docente acompañe a los alumnos durante el primer y segundo grado en la escuela.
De todas maneras, aseguró que no todas las docentes están capacitadas para educar a los niños que ingresan al primer año de primaria.
“Hay escuelas donde tienen docentes suplentes en el dictado de clases de primer
grado, están temporalmente y van cambiando, eso no es bueno porque los alumnos no se terminan de adaptar nunca a la maestra”, indicó la psicopedagoga.

La sala de 5 años

Liliana Sánchez dijo que la necesidad o no de que un niño curse la sala de 5 años depende del contexto en el que ellos se ubiquen.

“En esto no podemos dar una respuesta taxativa; en algunos casos este cursado es sumamente necesario, sobre todo si en la casa no tienen hábitos de escritura o lectura”, explicó.

Y acotó: “Si el niño no tiene la inquietud de aprender y no concurre a la sala de 5 puede verse desfavorecido con respecto a los que sí la cursaron”.

“Todos los niños deberían hacer la sala de 5”

Desde la Unión Nacional de Asociaciones de Educadores de Nivel Inicial repudiaron la idea de que no sea un impedimento para ingresar a la primaria el no haber cursado la sala de 5 años del jardín de infantes.

La titular del Unadeni en Río Cuarto, Carina Sánchez, dijo que la obligatoriedad de la sala de 5 años es una conquista social y que la medida que se implementará desde el ministerio de Educación de la Nación va en desmedro de ese logro.
“Esta posibilidad de no concurrir al nivel inicial se opone a la nueva Ley e Educación 9.870 de la provincia de Córdoba, ya que en su artículo 26 establece que la educación obligatoria se extiende desde la edad de 4 años hasta la finalización del nivel de educación secundaria”, precisó.

Para la docente, y siguiendo siempre lo que dice la ley, “el nivel inicial constituye la primera unidad pedagógica del Sistema Educativo Provincial, es decir que es obligatorio a partir de los 4 años y tiene carácter optativo para las restantes edades. Este nivel se plantea la necesidad de promover el aprendizaje y el desarrollo de los niños, además de su capacidad creativa, de expresión y comunicación a través de distintos lenguajes, entre otros”.

Sánchez dijo además que no es bueno que se tomen medidas tan drásticas y que hay que pensar políticas educativas a largo plazo.

“Aparecen algunos padres que nos dicen que han escuchado que no tienen que mandar a sus hijos al jardín. Los funcionarios dicen que va a servir pero nosotros no hemos encontrado muchos fundamentos a la medida”, aseveró.

La docente también cuestionó el aspecto de la no repitencia y dijo: “Cada vez se exige más integración en las aulas, las maestras tienen que estar más preparadas para atender cuestiones muy variadas, pero nos olvidamos de que cada curso de primer grado tiene más de 20 alumnos”.

“La educación es un bien social y eso es lo que se ha perdido de vista. Nos parece que hoy se la mira como un gasto y que por eso tratan de hacer recortes, porque no se la considera como una inversión a futuro, opinó.